DHColombia
Portada del sitio > 1. DH Justicia > ORDENAN LA LIBERTAD DE JOVENES DETENIDOS EN SOACHA, EN EL MARCO DEL PARO (...)

ORDENAN LA LIBERTAD DE JOVENES DETENIDOS EN SOACHA, EN EL MARCO DEL PARO CAMPESINO

Paro Nacional Agrario – 28 de agosto de 2013

Miércoles 25 de septiembre de 2013

Bogotá D. C., 25 de septiembre de 2013 – El Juez Primero Penal del Circuito de Soacha, ordena la libertad de 10 jóvenes detenidos en medio del paro agrario, argumentando que la Fiscalía no aporto ninguna prueba de su responsabilidad. Asimismo, manifiesta el juez que no existe prueba de que ellos sean un peligro para la sociedad.

Los jóvenes que fueron detenidos arbitrariamente el 29 de agosto, sindicados de participar en los disturbios, son sometidos a tratos crueles e inhumanos como descargas eléctricas, torturas por personal de la policía nacional al interior del centro de reclusión y son presionados, para firmar actas de buen trato.

*****

Resumen ejecutivo caso jóvenes detenidos arbitrariamente en Soacha

Fecha de ocurrencia de los hechos: 29 de agosto de 2013 hasta la fecha

Lugar de ocurrencia de los hechos: Autopista sur a la altura de la entrada del barrio San Mateo, estaciones de Policía de Compartir y Chico, Comando de Policía del Distrito de Soacha, Cárcel Nacional Modelo.

Ciudadanos afectados: Ángel Duvan Ortiz Rodríguez (estudiante), Oscar Mauricio Vásquez de Castro (trabajador – conductor), Edgar Ricaurte Ávila (trabajador – soldador), Jhon Jairo Chiviri Téllez (estudiante y Líder religioso, social y comunitario), Yerson Camilo Cifuentes Navarro (trabajador – vendedor de frutas), Pablo Mauricio Delgado Ortiz (estudiante), Omar Andrés Ruiz Torres (trabajador), Juan Camilo Lizarazo León (propietario de bar), Edison Alexander Suarez Pinzón (trabajador – Electro lux) y Walter Alejandro Duran Restrepo Rodríguez (Líder comunitario – vinculado al Servicio Jesuita de Refugiados).

En el marco de las movilizaciones sociales en apoyo y solidaridad al Paro Nacional Campesino, que se realizaran el 29 de agosto de 2013, estudiantes universitarios y ciudadanos del municipio de Soacha realizaron machas por la autopista sur manifestando su apoyo a los campesinos, estas manifestaciones se dieron desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde aproximadamente.

El sector de transportadores que cubre la ruta Soacha – Bogotá también entro en paro, encontrándose los ciudadanos que intentaban movilizarse en el municipio de Soacha sin opciones de transporte. Adicionalmente la presencia de la Policía Nacional se dio en el marco de reprimir las manifestaciones y no de garantizar la seguridad de los ciudadanos, por lo que desde temprano se dispararon gases lacrimógenos.

Los 10 ciudadanos afectados en sus derechos, todos jóvenes entre los 20 y 28 años, fueron detenidos arbitrariamente en diferentes horas del día en cercanías de la entrada al barrio de San Mateo (Pablo, Yerson y Camilo a las 10 am., Ángel a las 11 am, Oscar y Omar a las 12m, Jhon, Edison y Edgar a las 5 pm), todos ellos recibieron tratos degradantes y golpizas durante su detención por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios – ESMAD de la Policía Nacional, de tal forma que al ser valorados por el Instituto Nacional de Medicina Legal les fueron otorgadas incapacidades medicas entre 3 y 15 días dependiendo la gravedad de las heridas.

En algunos casos existen grabaciones de medios de comunicación y certificaciones laborales que dan cuenta o bien de la hora en que fueron detenidos o de la hora en que salieron de sus lugares de trabajo, en otros existen grabaciones de video realizadas con teléfonos celulares donde se evidencia la hora de la detención, la acciones pacificas de manifestación y los maltratos a los que fueron sometidos. Sin embargo en audiencia preliminar de control de garantías los informes de Policía presentados por la Fiscalía, manifiestan que todos ellos estaban liderando las manifestaciones desde la mañana y que en su totalidad fueron detenidos a las 6:05 de la tarde.

Luego de ser detenidos, continuaron las agresiones bien sea en los vehículos de transporte del ESMAD, en los puntos de detención transitoria y en las patrullas en las que fueron trasladados, en el caso de Edgar el personal del ESMAD le destruyo y hurto su bicicleta en la que se movilizaba para ir a laborar; para finalmente ser reunidos en las instalaciones del Distrito de Policía de Soacha, aislados en el patio de esta sede, allí fueron nuevamente agredidos por integrantes del ESMAD, y auxiliares de policía mediante insultos, golpes, a algunos jóvenes cuando iban al baño eran encerrados, les aplicaban desacargas electricas y golpeados por grupos de 5 policias o más.

Entre las 12 de la noche del 29 de agosto y la 1 de la mañana del 30 de agosto fueron obligados a firmar las actas de buen trato bajo amenaza de ser golpeados, en ningún momento les fueron leídos sus derechos, ni les fue informado el derecho a informar a un familiar de su detención y a ser asistidos por un abogado. Hacia las 4 de la mañana fueron llevados a la estación de Policía de Puente Aranda en Bogotá para ser valorados por Medicina Legal, valoración que fue irregular pues a ninguno se le practicó examen médico físico, y no se les permitió leer la valoración.

El 30 de agosto a las 3 de la tarde, fueron llevados ante el Juez Primero Penal Municipal de Soacha de Control de Garantías, por una Fiscal de la Unidad de Apoyo de Reacción Inmediata de Soacha, para realizar las audiencias de control de legalidad de la captura, imputación e imposición de medida de aseguramiento.

En dichas audiencias tanto la fiscal como el juez de garantías, dieron legalidad a la captura validando la presencia de los jóvenes en los hechos, conforme a los dictámenes de Medicina Legal, aduciendo que si fueron heridos y golpeados fue porque estaban en el lugar de los hechos y se resistieron a la detención, aunado a ello los dos informes de la Policía contenían entre si incongruencias, además que no se correspondían en las horas de detención con las que fueron insertas en las actas de lectura de derechos (por ej. En el acta de lectura dice que les fueron leídos sus derechos en la sede del Comando de Distrito a las 6:00 pm y los informes manifiestan que fueron detenidos en vía pública a las 6:05 pm). Desnaturalizando los tratos crueles a los que fueron sometidos. Allí les fueron imputados a todos los 10 jóvenes, los delitos de obstrucción de servicio de transporte público y violencia contra servidor público.

Finalmente la Fiscal solicito se les impusiera medida de aseguramiento privativa de la libertad en establecimiento de reclusión, el Juez pese a que no encontró merito para acceder a imponer dicha medida, oficiosamente y sin existir solicitud de alguna parte, ordeno en 9 de ellos privación de la libertad en el domicilio, solo frente a un joven (Yerson) quien tenía un antecedente penal por un delito menor y el cual ya había solucionado con la administración de justicia, fue decida la detención en establecimiento. La audiencia término a las 1 am del primero de septiembre, hasta a esa hora a ninguno de los jóvenes les fue permitido hablar con sus familiares, ya que se prohibió sin razón justificada la entrada de las familias a la audiencia.

Luego fueron llevados a las estaciones de policía del barrio Chico en Soacha (Edgar, Yerson y Oscar) y a la de Compartir (los restantes 7), en esta última estación el 1 de septiembre a las 10 de la noche un patrullero de la Policía decidió rociar con gas lacrimógeno la celda donde estaban privados de la libertad, sometiéndolos a tortura y sufriendo todos los detenidos cuadros de ahogamiento.

La materialización de la detención domiciliaria solo se hizo efectiva entre 6 y 11 días después de ordenada por un juez la medida, siendo llevados a la Cárcel Nacional Modelo, donde fueron recluidos en celdas con personas condenadas, hurtadas sus vestimentas y sometidos a raparse sus cabezas. En algunos casos funcionarios del INPEC los extorsionaron pidiéndoles dinero para llevarlos a los domicilios so pena de prolongar el traslado.

Este equipo de defensores de derechos humanos asumió la defensa de los jóvenes el miércoles 5 de septiembre, la primea acción en defensa de la libertad que presento fue un Habeas Corpus ante el Tribunal Superior de Distrito de Cundinamarca – Sala Civil, entidad que lo negó argumentando que ya había existido un control de garantías por el juez de Soacha el 30 de agosto y frente a la prolongación de la libertad en la Cárcel La Modelo, existió un fraude a la justicia pues pese a que los jóvenes aun se encontraban en este establecimiento, el INPEC certifico que ya habían sido trasladados a sus hogares, por lo que el Tribunal no hizo manifestación de fondo alguna. Actualmente se está a la espera que se resuelvan el 25 de septiembre los recursos presentados por los defensores públicos que asumieron la defensa de los jóvenes en las audiencias del 30 de agosto.

Este equipo ha presentado el caso ante el Grupo de Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidad, y de no prosperar los recursos, está previsto para el 26 de septiembre audiencia donde se solicitara la revocatoria de la Medida de Aseguramiento, presentando elementos materiales probatorios en todos los casos de la ausencia de responsabilidad de los jóvenes en los hechos.

***

Comentar este artículo

Telesur Movice Noche y niebla Indymedia Prensa Rural Javier Giraldo San José de Apartadó

Casos DDHH


Contacto

Utilice este formulario para contactarnos o para inscribir su correo electrónico a nuestra lista de suscriptores:


Financiado por:

FOS-Colombia

Fondo para La Sociedad Civil Colombiana por la Paz, los Derechos Humanos y la democracia.

Iniciado por ASDI, administrado por Forum Syd*

*Los análisis y opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente las opiniones de quienes apoyan esta publicación.

|SPIP | Intranet | Chat| Espacio privado |