DHColombia
Portada del sitio > Derechos Humanos > Comunicados Públicos > EL CENTRO DE COOPERACIÓN AL INDÍGENA –CECOIN DENUNCIAMOS LOS (...)

EL CENTRO DE COOPERACIÓN AL INDÍGENA –CECOIN DENUNCIAMOS LOS SEÑALAMIENTOS DEL PERIÓDICO EL TIEMPO QUE INCRIMINAN A NUESTRO COMPAÑERO HÉCTOR MONDRAGÓN CON CORREOS DEL PC DE REYES

Por: Cecoin

Viernes 19 de septiembre de 2008

La Organización Indígena de Antioquia, OIA, y el Centro de Cooperación al Indígena, CECOIN, rechazamos de forma enérgica el intento de enlodar el nombre de nuestro compañero Héctor Mondragón, investigador de CECOIN y asesor destacado de organizaciones indígenas, afrodescendientes y campesinas, y prevenimos contra cualquier intento de amalgamar un montaje que trate de dar la idea de que él está vinculado a las FARC.

A través del señalamiento, con visos de ambiguo pero al mismo tiempo incriminatorio, que publica el periódico El Tiempo el pasado 29 de agosto con el nombre de una persona conocida tanto en medios académicos como en las organizaciones sociales, como es Héctor Mondragón, con el computador de Raúl Reyes, pone en el tapete los procedimientos ilegales que el Estado legalmente constituido utiliza para intimidar o hacer objetivo militar de los grupos paramilitares que subsisten y siguen matando, a quienes no se callan ante los improperios del gobierno de turno y las leyes y medidas que propician contra los indígenas o a quiénes defienden el respeto de los derechos de los demás sectores vulnerables de nuestra sociedad.

En tiempos en los que la impunidad, la ausencia de verdad, el favorecimiento a los amigos del régimen, la persecución a sus contradictores y el acallamiento a cualquier voz disidente o libre pensadora se manifiesta en detenciones arbitrarias, asesinatos, desapariciones o falsos positivos y en señalamientos calumniosos del presidente Uribe Vélez contra sus opositores politicos, tenemos que mantener la entereza y el coraje que la verdad y la búsqueda de justicia dan a los hombres nobles y justos. El solo hecho de ser nombrado en un computador que se ha convertido en la “lámpara de Aladino” de la difamación, se presenta como evidencia en los medios de contubernio con el terrorismo.

Héctor Mondragón ha sido durante muchos años un defensor de los derechos humanos y colectivos de las organizaciones y comunidades del campo y la selva. Ha sido perseguido en diferentes formas y amenazado de muerte muchas veces por ser consecuente con esos derechos y con esa lucha. Tiene un compromiso personal con la paz y la no violencia. Recientemente ha liderado procesos de oposición a engendros legales como el Estatuto de Desarrollo Rural, El TLC, la Ley Forestal , todas normas impulsadas por el Gobierno Nacional y que tienen un claro propósito de legalizar el despojo de los territorios realizados por los actores armados, el arrebatamiento de los recursos a las comunidades, la entrega de territorios a inversionistas particulares, todo en desmedro de los derechos de los habitantes más humildes del campo.

Con esta estrategia infame se busca perseguir criminalmente a quienes denuncian las políticas de exterminio de una elite que tiene un apetito voraz de capital, también involucrar con la guerrilla y el terrorismo las movilizaciones sociales y las acciones jurídicas que legítimamente ejercen comunidades y organizaciones que buscan hacer valer sus derechos.

Héctor que le ha dado la oportunidad a la justicia y a la sociedad colombiana e internacional de conocer la realidad no oficial que golpea, asedia y amenaza a campesinos, indígenas, afrocolombianos y desplazados. Todos ellos expulsados, engañados o despojados de sus tierras. Ha tenido toda su vida una posición clarísima sobre el derecho de los pueblos a la movilización, a la resistencia, a la libre determinación y a la lucha social para que éstos sean una realidad. Nadie puede vincularlo con la acción armada, a menos que acuda a la mentira y la falsedad; no es casual que quien pretenda vincularlo sea un gobierno que hasta engaña a la comunidad internacional.

Demandamos de la comunidad nacional e internacional y a todos los Estados amigos se interpele al actual gobierno para que respete la honra y el buen nombre de los ciudadanos y las organizaciones comprometidas con la justicia y el bienestar de los colombianos, que cese la persecución, los falsos positivos y los señalamientos amañados de las fuerzas armadas y organismos al servicio del régimen, que permitan que la democracia prospere y no sea sometida a la voluntad personal del presidente. Exigimos que se rectifiquen los señalamientos en contra del académico Héctor Mondragón, creemos y damos fe sobre la honestidad, transparencia y compromiso de su trabajo en favor de la sociedad colombiana.

CECOIN y la OIA manifestamos nuestro total rechazo a cualquier señalamiento o montaje que acuse a Héctor o cualquier miembro de nuestra Organización de realizar actividades terroristas. A él y a su familia nuestro apoyo en este difícil momento. Igualmente, invitamos a las organizaciones indígenas a que lo acompañemos y respaldemos.

ANTE LAS POLÍTICAS DE EXTERMINIO RESISTENCIA Y VIDA

ORGANIZACIÓN INDÍGENA DE ANTIOQUIA

CENTRO DE COOPERACIÓN AL INDÍGENA

Comentar este artículo

Telesur Movice Noche y niebla Indymedia Prensa Rural Javier Giraldo San José de Apartadó

Casos DDHH


Contacto

Utilice este formulario para contactarnos o para inscribir su correo electrónico a nuestra lista de suscriptores:


Financiado por:

FOS-Colombia

Fondo para La Sociedad Civil Colombiana por la Paz, los Derechos Humanos y la democracia.

Iniciado por ASDI, administrado por Forum Syd*

*Los análisis y opiniones aquí expresadas no reflejan necesariamente las opiniones de quienes apoyan esta publicación.

|SPIP | Intranet | Chat| Espacio privado |